familia2Desarrollar en los niños y jóvenes hábitos de trabajo independiente no es tarea exclusiva de la escuela. La realización de las tareas que se orientan para la casa, de los trabajos prácticos e investigaciones puede contribuir al cumplimiento de este objetivo.
Los padres a veces adoptamos conductas que, lejos de ayudar, perjudican el desarrollo de este importante hábito que contribuye desde edades tempranas al desarrollo de la concentración del individuo, el orden y limpieza en los trabajos a entregar, así como a fomentar valores como la responsabilidad y solidaridad.

Es por ello que ponemos en sus manos algunos aspectos a tener en cuenta, para que la ayuda que brinda a sus hijos se revierta en actitudes responsables que tributen a su desempeño como personas de bien.

Acerca de las condiciones y tiempo:

Proporcione a sus hijos un lugar tranquilo y bien iluminado para hacer la tarea escolar.

Evite que sus hijos se vean obligados a hacer la tarea con la televisión encendida o en lugares con otras distracciones.

Ponga a disposición de sus hijos los materiales necesarios para la realización de la tarea encomendada. Pregúnteles si necesitarán otros materiales para tratar de tenerlos a mano.

Ayude a sus hijos a manejar el tiempo que dedican a las tareas. Planifique con ellos el horario más conveniente, teniendo en cuenta que no debe dejarse muy próximo a la hora de dormir. Si se trata de proyectos más ambiciosos que requieran mayor tiempo de trabajo o impliquen la colaboración con compañeros de clase, puede planificarse una mañana o una tarde del fin de semana.

Sobre la ayuda que debe ofrecer:

Exprese a sus hijos de forma positiva la importancia de la tarea escolar para el rendimiento académico.

Cuando sus hijos le pidan ayuda, no les dé la respuesta sino alguna orientación. Recuerde que demasiada ayuda le enseña a su hijo que cuando las cosas se ponen difíciles, alguien hará el trabajo por él.

Consulte a los maestros sobre las tareas que sus hijos deben realizar solos. Esta actividad es una vía maravillosa para promover en niños y jóvenes la capacidad del aprendizaje independiente que le es tan necesaria a lo largo de su vida.

Ayude a sus hijos a determinar cuáles tareas son difíciles y cuáles fáciles. Explíquele que si realiza primero las difíciles, podrá enfrentarse mejor al desafío planteado y las más fáciles les parecerán rápidas cuando la fatiga comience a afectarles.

Ver más

Comentarios


Deja un comentario